TU MARCA DE MAQUILLAJE DE LARGA DURACIÓN

;
  1. Aprende Con Nosotros
  2. TODO LO QUE TENÉS QUE SABER SOBRE EL CORRECTOR DE OJERAS

APRENDE CON NOSOTROS

TODO LO QUE TENÉS QUE SABER SOBRE EL CORRECTOR DE OJERAS

TODO LO QUE TENÉS QUE SABER SOBRE EL CORRECTOR DE OJERAS

 

Aplicar corrector de ojeras es un básico fundamental que muchas mujeres hacemos religiosamente cada mañana antes de salir de casa. Y, en el caso que te maquilles para una salida especial, lo que menos querés es verte cansada.

 

¡El tono es todo!

 

Tener como aliado un corrector de ojeras perfecto, depende en gran medida a que des con el tono adecuado para tu piel. De esta manera, vas a evitar el famoso “efecto mapache”, que se crea cuando aplicás un corrector mucho más claro que el tono de tu piel.

La regla general para dar con el tono correcto es que elijas un tono de producto lo más parecido al de tu piel. Evitá por completo los tonos muy claros o muy oscuros, ya que sólo vas a lograr intensificar los círculos negros.

 

¿Cómo lo aplico?

 

Una vez que tengas el tono adecuado, la aplicación es el segundo punto fundamental para lograr cubrir imperfecciones sin que se note que estás usando maquillaje.

Los correctores en barra como el Corrector Cremoso ofrecen muchísimos beneficios. Tiene filtro solar, lo que te permite proteger la zona más delicada del rostro contra el envejecimiento prematuro. Mientras te permite cubrir las imperfecciones más profundas.

Para aplicarlo, poné muy poquita cantidad de producto en la zona más oscura de tu ojera. Comenzá a difuminar el lagrimal en sentido hacia la sien, podés ayudarte con una esponja, una brocha o, si lo preferís, con tu dedo anular. Hacelo suavemente, dando toquecitos para que el producto comience a integrarse en tu piel. Evitá arrastrar el producto si lo que estás buscando es que sea totalmente natural.

Ya estás lista para continuar con el resto de tu rutina de maquillaje y lucir una mirada despejada, llena de luz de forma súper natural.

CONTENIDOS RELACIONADOS