TU MARCA DE MAQUILLAJE DE LARGA DURACIÓN

;
  1. Aprende Con Nosotros
  2. 5 CLAVES PARA APLICAR EL RUBOR

5 CLAVES PARA APLICAR EL RUBOR

El rubor es un producto súper versátil, independientemente de darle un toquecito de color y levantar tus mejillas, puede hacer mucho más por destacar tus facciones. Si lo sabés aplicar en las zonas indicadas, podés lograr definir y hasta esculpir tu rostro.

 

4 puntos clave para sacarle jugo a tu rubor

 

1-Contemplá el tono de tu piel

 

Para lograr que tu rostro se vea ideal, pero sin sobrecargarlo demasiado, una de las claves es que apliques la tonalidad adecuada de rubor. Intentá que sea en tonos lo más parecidos al tono natural de tu piel. En el caso que tu piel sea muy morena, buscá gamas que contrasten del estilo de Violet de Rubor Compacto, o las gamas de los bronces o marrones.

 

2-Aplicalo con la herramienta adecuada

 

Utilizar una brocha adecuada para lograr que el producto se aplique y difumine de forma adecuada, es súper importante. Te sugerimos que elijas una brocha de tamaño medio y cerdas suaves. Esta, te va a facilitar realizar movimientos largos, y definir el área que necesites con mayor precisión.

 

3-¿Cuándo lo aplico?

 

Ya tenés el tono y la brocha para aplicarlo, para que el resultado sea perfecto, es importante que apliques el rubor después de aplicar tu base de maquillaje, el polvo compacto, e inclusive el iluminador. Es el toque final para realzar sutilmente tus mejillas.

 

4-¿Dónde lo aplico?

 

Si tenés dudas de dónde exactamente aplicar el rubor, con esta guía es muy sencillo. Sonreí frente al espejo, pegá dos dedos junto a la nariz. La parte más alta de tus mejillas que quede libre con esta medida, es el lugar exacto donde debés aplicarlo. Difuminalo hacia arriba con movimientos circulares. Si querés saber más sobre cómo aplicar rubor según la forma de tu rostro podés leerlo acá.

Recordá siempre retirar el exceso de producto antes de aplicarlo para no generar manchas en la cara. La idea con la aplicación del rubor, es lograr algo sutil y natural. Creando el efecto de manera tal, que parezca que te sonrojaste y no que aplicaste maquillaje.

Complementá tu total look con sombras y labiales de la gama del tono de rubor que hayas elegido, para lograr un look coherente y equilibrado.

CONTENIDOS RELACIONADOS